Guía para el fotógrafo nocturno

Ramón Batlle

¡Muy buenas! Soy Juan Ramón Batlle y hoy os traigo otro artículo sobre el mundo de la fotografía. En esta ocasión voy a intentar arrojar un poco de luz, y nunca mejor dicho, sobre una modalidad de fotografía que todos vemos compleja cuando empezamos. Hablo de la fotografía nocturna.

En las siguientes líneas voy a intentar dar unos cuantos consejos y conceptos básicos sobre este tema. Veremos algunas ideas sobre qué fotografiar de noche, que equipo utilizar y algunos recursos que os ayudaran a sacar el mejor partido posible a vuestras fotografías nocturnas.

Consejos sobre fotografía nocturna

Podemos encontrar muchos tipos de situación y de fotos en la fotografía nocturna, así que aunque estos sean unos consejos muy generales, creo que podréis haceros una idea de cómo empezar a realizar estas fotos. He aquí algunos consejos básicos:

Realiza fotos siempre en formato RAW

Cuando realizamos fotos de noche necesitamos la mayor calidad de imagen posible para poder captar correctamente todo lo que queramos plasmar. La mejor forma de conseguir esto es disparando en RAW.

El formato RAW hace que las imágenes guarden más información, algo que nos será muy útil más tarde en el trabajo de edición.

El RAW es un aliado especialmente bueno cuando realizamos fotos nocturnas, ya que da más margen de maniobra cuando se quieren cambiar algunos elementos como el balance de blancos o la temperatura del color.

Apertura de “Punto Dulce”

Para intentar sacar la mayor calidad y nitidez posible, es muy aconsejable utilizar una apertura que se conoce como “punto dulce”. Lo mejor para dar con esta apertura es realizar unas cuantas fotografías de prueba hasta que lo dejemos bien afinado.

La mejor forma de hacer estas pruebas es utilizar un trípode. Montamos la cámara en él y tomamos una fotografía con todos y cada uno de los diafragmas. Una vez hayamos realizado esto y tengamos las fotos descargadas en nuestro ordenador, podremos observar que algunas fotos tienen mejor calidad que otras. Estás serán normalmente las que se encuentran en los valores medios de la apertura.

Ni siquiera las lentes profesionales consiguen los mejores resultados cuando se utiliza la apertura máxima o mínima. Si optamos por utilizar las aperturas medias, aumentaremos notablemente las posibilidades de conseguir imágenes mucho más nítidas.

Conseguir el efecto “Estrella” en las luces de la calle

Utilizando una apertura que ronde f/16, aparte de conseguir mayor profundidad de campo, con lo cual las fotos enfocarán hacia el primer plano del fondo, conseguiremos el llamado efecto “Estrella”. Es un efecto que le da un toque muy especial a las luces que aparezcan en nuestra foto.

Composición  de la toma en la fotografía nocturna

Esto es una parte que nunca debemos olvidar y en la que siempre hay que invertir el tiempo que sea necesario. Observa todos los colores, haz varias pruebas de posiciones y ángulos para sacar el mejor partido a tu fotografía.

Photoshop será uno de tus mejor amigos

Si quieres que tus fotografías de verdad se diferencien del resto, tendrás que pasar por la “sala de edición”. Para ello tendrás que conseguir un software de edición como Photoshop o alguno parecido. En muchas ocasiones tendrás que tocar luces y niveles de exposición para sacar un mejor resultado.

Planear la sesión con tiempo

Parece algo obvio pero muchas veces pecamos de querer hacer las cosas deprisa y corriendo. Mi consejo es que preparéis con bastante antelación la fotografía que esperas conseguir. Hay que tener en cuenta si el cielo estará despejado, si se apreciará un buen número de estrellas o si hará un clima propicio para realizar las fotografías.

 

Espero que este artículo os haya agradado y os resulte de utilidad en vuestras futuras fotografías nocturnas.

¿Qué experiencias habéis tenido realizando fotografía nocturna?

¿Preferís esta modalidad o la diurna?

Consejos para fotografiar paisajes

Ramón Batlle

¡Hola amigos, estoy de vuelta! Mi nombre es Juan Ramón Batlle y en esta ocasión quiero hablaros de mi otro gran hobby. Como os he comentado en anteriores ocasiones, soy un gran apasionado del running, aunque ésta no es mi única afición. Mi otra gran pasión es la fotografía y hoy vengo a daros algunos consejos sobre cómo hacer fotografía de paisajes.

Un paisaje debe tener una historia

Antes de hacer la sesión de fotos, yo te recomendaría que visitases el paisaje varias veces antes. Empápate bien de él. Observa cómo es ese paisaje cuando llueve, cuando nieva o cuando está muy soleado. Estudia todas las variantes para poder capturar el mejor momento.

Piensa que debes transmitir algo a la persona que vea esa fotografía. Así que intenta que vea la misma belleza que te ha atrapado a ti.

La importancia del cielo

El cielo es un elemente que aparece en repetidas ocasiones en fotografías de paisajes. Si has tenido la suerte de encontrarte un cielo plagado de nubes o con diferentes colores debido al atardecer, no dejes pasar la oportunidad e inclúyelo en la fotografía.

Pero asegúrate de que el cielo es lo suficientemente llamativo, ya que un cielo azul plano en muchas ocasiones no dice casi nada.

Aunque también tienes la opción de utilizar, por ejemplo, un polarizador para darle un poco más de vida a ese cielo plano.

Utiliza un trípode para sacar tus fotos

Usar un trípode para hacer este tipo de fotografías es altamente recomendable. Voy a explicarte un poco las ventajas de utilizar este artefacto:

  • Es un gran aliado para conseguir un horizonte recto.
  • Es algo imprescindible para conseguir una buena profundidad de campo.
  • Los atardeceres y los amaneceres quedan capturados mucho mejor con un trípode.
  • Si no tienes un trípode, es imposible poder realizar fotos de noche.

Aprovecha y maximiza la profundidad de campo

En la gran mayoría de ocasiones, nuestra preocupación principal será que tenemos todo el escenario que queremos capturar bien enfocado.

Lo más sencillo para conseguir esto es utilizar objetivos con gran angular y hacer pequeñas aperturas de diafragma.

Aunque todo esto es lo normal, hay un par de trucos que se puede utilizar para conseguir esos resultados.

Podemos calcular la distancia hiperfocal para que conseguir que nuestras imágenes estén siempre enfocadas o aprender cómo hacer Focus Stacking. Esta última técnica te proporcionará unos resultados muy buenos.

Busca y aprovecha las mejores horas del día

Esta es una de esas cosas que me hubiese gustado saber cuando empecé a hacer fotografía. No es necesario ir todo el día con la cámara a cuestas esperando el momento perfecto para sacar fotos.

Es preferible sacar menos fotos pero de mejor calidad en vez de muchas y que luego la mitad no valgan. Por eso os aconsejo que busquéis la mejor hora del día y las hagáis directamente en ese periodo.

Infórmate sobre el clima que tendrás

En muchas ocasiones, las condiciones climatológicas adversas son un gran aliado del fotógrafo. Poder capturar una tormenta eléctrica o un mar enfurecido, es uno de los mayores retos para un fotógrafo.

Observa la predicción meteorológica de la zona para poder anticiparte y prepararte para sacar una buena foto. De esta forma podrás capturar imágenes no solo increíbles, si no también únicas.

Sin embargo, hay ocasiones en que el clima juega en nuestra contra. No puedes fotografiar un cielo estrellado si el cielo está nublado y encapotado. Así que no debes olvidar comprobar la predicción meteorológica nunca.

Y hasta aquí el artículo de hoy, espero que lo hayáis disfrutado.

Y vosotros, ¿sois apasionados de la fotografía? ¿Os han servido de ayuda estos consejos?

Consejos para empezar en trail running por Juan Ramón Batlle

Ramón Batlle

¡Hola! Mi nombre es Juan Ramón Batlle y hoy vengo a hablaros de una modalidad de deporte que ha ido cogiendo fuerza en los últimos años. No me refiero otro que al llamado “trail running” o “running de montaña”.

Si eres de los que ya practican running y te estás planteando probar este tipo de carrera, antes deberías tener en cuenta que estás disciplinas tienen diferencias importantes. Aunque puede que en principio te parezcan lo mismo, pero no es así. Por este motivo, voy a haceros un breve resumen de esas diferencias.

Diferencias entre el trail running y el running normal

Las principales diferencias que podemos encontrar entre estos dos tipos de carrera están basadas en el entorno en el cual se practican. El running normal se basa en correr por asfalto principalmente. Sin embargo, el trail running consiste en correr por cualquier terreno natural, bien sean senderos, montañas o arroyos. Normalmente, esto implica más dificultad a la hora de correr debido a los obstáculos que nos podemos encontrar en medio de la naturaleza, como terrenos inestables o grandes desniveles.

A continuación voy a daros 4 pequeños consejos para que empecéis con buen pie (y nunca mejor dicho) en este tipo de modalidad.

Cuatro consejos básicos para empezar en el running de montaña

Voy a enumerar los 4 consejos que a mí me hubiese gustado conocer cuando empecé:

  • Circuito: Cuando corremos por ciudad muchas veces no conocemos el recorrido exacto de la carrera, pero realmente no hay motivos importantes para preocuparse por eso. En cambio, si queremos correr por montaña con seguridad es imprescindible que conozcamos el circuito. Hay que tener en cuenta el desnivel y la altimetría, los puntos en los que podemos recargar agua, etc. En definitiva, es muy importante conocer la zona por la que vamos a correr para no sufrir ningún percance.
  • Distancia: Lo primero que tienes que hacer es olvidarte de las referencias en distancias con las que corres en asfalto, porque en la montaña no existen. Olvídate de medir los kilómetros en horas o minutos. Hazte a la idea de que, en la montaña, cada carrera será distinta según los obstáculos que vayas encontrando por el camino.
  • Caminar: Imagino que sabrás que, en algunas carreras, no está “bien visto” el hecho de ponerse a caminar en algún tramo. En el trail de montaña es totalmente distinto, debido a que la técnica al correr es diferente. En el trail running es normal caminal en los tramos de ascenso y tramos con mucho desnivel. Mientras que en los descensos se aprovecha para subir el ritmo y recuperar el tiempo que hemos perdido en los ascensos.
  • Equipo: Está claro que correr por la montaña nos aporta cosas que jamás podrá hacer la ciudad. Hacer deporte rodeado de naturaleza, en un terreno lleno de obstáculos y, por supuesto, la paz que reina en estos lugares. Pero también hay que tener en cuenta que debemos ir con más precaución. No debemos olvidarnos de preparar nuestro equipo con cuidado. Y cuando hablo de equipo no solo me refiero a unas zapatillas de trail running todoterreno y de suela dura, si no de llevar en nuestra mochila siempre el material imprescindible: Móvil, barritas energéticas, un frontal, agua, un cortavientos, etc.

Y hasta aquí este artículo dedicado al trail de montaña, espero que os haya gustado.

¿Habéis practicado esta modalidad alguna vez? ¿Os gusta más correr por montaña o por asfalto?

Lesiones más frecuentes en los corredores por Juan Ramón Batlle

Ramón Batlle

¡Hola! Mi nombre es Juan Ramón Batlle y en el artículo de hoy voy a hablaros de las lesiones más comunes que podemos sufrir los corredores. Si eres un corredor asiduo es probable que hayas tenido en algún momento una molestia o lesión mientras practicabas. O quizá seas de ese porcentaje de gente con suerte que no ha sufrido este tipo de dolencias nunca. Por desgracia yo no he sido uno de esos afortunados y he tenido más de una. Por este motivo, en las siguientes líneas quiero echaros una mano para que aprendáis a reconocer las lesiones más comunes que pueden ocurrir.

Es importante tener claro de dónde vienen estas lesiones. No es lo mismo darnos un golpe en la rodilla, el cual es evidente que se produce por una caída, que el desgaste que se va produciendo en las rodillas por estar expuestos a un entrenamiento constante.

Ahora, voy a enumerar las que, para mí, son las lesiones más comunes.

Esguince de tobillo

El esguince de tobillo es una de las lesiones más comunes que podemos sufrir. Bien puede ocurrir porque no pisemos de forma correcta o con la suficiente firmeza, o que haya cualquier imperfección en la superficie por la que corremos y no nos hayamos percatado.

Es bueno aplicar hielo para controlar un poco la inflamación aunque lo ideal (y mi recomendación personal) es que acudáis a un fisioterapeuta lo antes posible para que os lo quite.

Tirón muscular

Esta es una lesión muy habitual al igual que el esguince. Esta dolencia suele producirte al hacer un sobre estiramiento con el músculo o por realizar un esfuerzo importante sin haber hecho un calentamiento previo.

Si has sufrido este tipo de lesión lo mejor que puedes hacer es tomarte unos días de reposo hasta que el músculo vuelva a su estado normal.

Estrés de la tibia

El estrés de la tibia consiste en un dolor en la parte delantera pero en el interior de la pierna. Normalmente, esto se debe a un aumento de esfuerzo en los músculos de las piernas bien sea por hacer demasiada fuerza o por correr distancias demasiado largas.

Lo mejor si sufres este tipo de dolencia, es que te tomes un descanso bastante prolongado. Una vez decidas volver a correr, hazlo despacio y de una forma progresiva para que no se vuelva a repetir el dolor.

Fascitis Plantar

Esta es posiblemente una de las lesiones más incómodas que podemos sufrir como corredores. Consiste en una inflamación de la planta del pie, que recorre desde el talón hasta los dedos de los pies.

Las personas que tienen el arco del pie más alto, suelen ser más propensas a sufrirla. Aunque este es uno de los motivos, también puede aparecer si corremos distancias demasiado largas. Por eso es importante que siempre subamos poco a poco la distancia.

Lo mejor para esto es ponerte hielo en el pie y tener reposo unos días.

Rodilla del corredor

Cuando llevamos nuestro cuerpo a un límite más allá de lo seguro, puede ocurrir que la rótula de la rodilla se mueva y nos cause dolor. Esta es una de las lesiones más peligrosas que podemos sufrir ya que, lo que aquí sucede, es un constante desgaste del cartílago de la rodilla.

Si notas esta molestia, es recomendable que apliques hielo en tu rodilla y vayas al médico para comprobar la gravedad de la lesión.

Como podéis ver, ser corredor no está exento de riesgos. Por eso recalco (y recalcaré siempre) la importancia de unas buenas zapatillas a la hora de realizar este tipo de ejercicio. Muchas de las lesiones que sufren los corredores principiantes podrían evitarse con el simple hecho de llevar un calzado adecuado.

Y hasta aquí el artículo de hoy, espero que os haya gustado. ¿Habéis sufrido alguna de estas lesiones? ¿Necesitasteis mucho tiempo de recuperación?

Consejos para runners principiantes por Juan Ramón Batlle

Ramon Batlle

 

¡Hola! Mi nombre es Juan Ramón Batlle y hoy vengo a hablaros de una de mis grandes pasiones, el “running”.Cada día son más las personas que entran en este apasionante mundo. Quizá te hayas animado gracias a tu pareja, algún amigo o simplemente te haya pasado lo que me pasó a mí. Un día me picó la curiosidad y pensé “voy a probar esto” y actualmente se ha convertido en mi forma de vida.

Pero, como en todo en la vida, hay que tener una buena base para empezar. Mucha gente piensa que puede salir a correr de cualquier forma y sin unos pasos previos, y eso es un gran error. Así que, voy a daros unas pautas para que empecéis con buen pie en este mundo.

Equipo básico para runners según Juan Ramón Batlle

Para empezar a practicar “running” es importante que contemos con cierto equipo básico que nos ayudara a correr de la forma más segura y cómoda posible. A continuación os citaré varios elementos a tener en cuenta:

Calzado deportivo adecuado

Este es uno de los elementos más importantes con el que debemos contar a la hora de practicar “running”. Unas buenas zapatillas evitaran dolores o incluso lesiones, aparte de hacer la tarea mucho más cómoda. En el mercado existen varias marcas de zapatillas deportivas, lo único que debes hacer es acercarte a tu tienda de deporte más cercana y echar un vistazo. Es importante que tengas en cuenta si eres pronador o supinador a la hora de comprar unas zapatillas, así que si no entiendes muy bien estos dos conceptos pregunta al dependiente que podrá orientarte a la perfección con total seguridad.

Pulsómetro

Es importante tener constancia de nuestras pulsaciones para poder controlar bien nuestra frecuencia cardíaca mientras corremos.  Así podremos ver en todo momento hasta que punto podemos forzar, a qué ritmo nos encontramos cómodos, etc. Los pulsómetros de “running” tienen diseños muy ergonómicos ya que los podemos encontrar en forma de pulsera o reloj.

Botella de Agua

Este es posiblemente el elemento más importante de todos. Siempre debemos llevar con nosotros una botella o cantimplora con agua para así evitar una posible deshidratación.

Ropa deportiva adecuada

Debemos intentar llevar algún tipo de ropa acorde con el ejercicio que estamos realizando. En caso de que sea invierno, yo os recomendaría una malla larga, camiseta térmica y un cortavientos. Si por el contrario nos encontramos en una estación más calurosa, podemos optar por un pantalón o malla corta y una camiseta que sea transpirable.

Tómate el tiempo que necesites

Debes tener claro que esto no es ninguna competición (de estas ya hablaremos en otro momento) y que puedes marcar tu propio ritmo. El aprendizaje debe ser muy progresivo, tienes que ir conociendo tu cuerpo y tus límites para poder ir poco a poco mejorando. Un error bastante común en los principiantes que he conocido a lo largo de mi vida, es que quieren conseguir resultados muy rápido y muchas veces se acaban desmotivando casi antes de empezar. Así que, el mejor consejo que puedo ofrecerte es el siguiente: no tengas prisa, ve a tu ritmo y verás como los resultados empiezan a llegar poco a poco.

Espero que os haya gustado y servido de ayuda este primer artículo. ¿He conseguido que os pique la curiosidad y os animéis a probar?